6 de marzo de 2012

BATMAN Y ROBIN (1997)

















Para la cuarta entrega de Batman no hubo que esperar tanto como con las anteriores, ya que esta tardó dos años en llegar a los cines, en lugar de tres, que era lo habitual.


Después del enorme éxito de Batman Forever (1995), la Warner puso inmediatamente en marcha la nueva entrega y volvió a confiar en Joel Schumacher, a quién le concedió total libertad y un presupuesto de 125 millones de dólares.

Tim Burton no quiso participar esta vez como productor y, desde luego, al estudio se la soplaba que estuviera o no, ya que sus atenciones se centraban en Schumacher, quién no solo venía avalado por el éxito de la anterior entrega, ya que por aquella época era uno de los directores mas taquilleros de Hollywood, con éxitos como El Cliente (1994) o Tiempo de Matar (1996) también en su curriculum.


Así es explicable el por qué se le dejó manga ancha para perpetrar...



...EL ASESINATO CINEMATOGRAFICO DE BATMAN.



Así es como debería ser el título de este despropósito. Pero vayamos por partes.

En esta ocasión, Batman (George Clooney) y su nuevo compañero, Robin (Chris O´Donnell), se enfrentan a Mr. Freeze (Arnold Schwarzenegger), que es como se hace llamar el Dr. Victor Fries, un científico que, intentando curar a su esposa de una rara enfermedad, cayó a un tanque lleno de agua helada y se convirtió en una especie de ser helado incapaz de sobrevivir fuera de las temperaturas bajo cero. Mr. Freeze está robando diamantes, los cuales le son indispensables para la máquina que está construyendo para curar a su esposa y, también, para la armadura que le permite sobrevivir en espacios cálidos. Batman le persigue para detenerlo, pero también para que le ayude a salvar a Alfred (Michael Gough), quién está empezando a padecer la misma enfermedad de la esposa de Fries, el Síndrome de McGreggor, algo que él intenta ocultar sin éxito a Bruce, a Dick y a su sobrina, Barbara Wilson (Alicia Silverstone), que ha ido unos días a visitarle.


Por otra parte, llega a la ciudad Poison Ivy (Uma Thurman), identidad bajo la que se oculta la doctora Pamela Isley, una científica dedicada a la protección de las plantas que sufrió una transformación cuando su socio, el doctor Jason Woodrue (John Glover), intentó asesinarla en su laboratorio al descubrir esta sus planes de vender al mejor postor un suero que él había creado, ayudado por sus descubrimientos, capaz de convertir a los hombres en seres de fuerza descomunal. Pamela logró sobrevivir gracias a sus experimentos convirtiéndose en una mujer letal capaz de matar a alguien con el veneno de sus labios. Tras matar a Woodrue y apropiarse de su prototipo, Bane (Jeep Swenson), llega a Gotham City dispuesta a proteger a las plantas a toda costa; incluso acabando con la humanidad si es preciso.


En esta nueva entrega Batman volvía a cambiar de rostro. Val Kilmer, que no se llevó nada bien con Schumacher ni con otros miembros del reparto durante el rodaje de Batman Forever, no quiso repetir y, tras tantearse varios candidatos, fue elegido George Clooney, quién ya empezaba a tener una carrera ascendente en el cine tras triunfar en la Tv con la serie Urgencias. El estudio, que no quería estar cambiando de actor cada dos por tres en futuras entregas, decidió blindarlo haciéndole firmar un contrato para interpretar a Batman en tres películas, siendo esta la primera de ellas.



Como era ya habitual, se buscaron grandes estrellas para dar vida a los dos villanos principales y muchos nombres empezaron a sonar hasta que Arnold Scwarzenegger –quién, unos años antes, había sido rumoreado como Dr. Octopuss en la película de Spiderman cuando esta estaba en manos de James Cameron –fue elegido como Mr. Freeze y Uma Thurman como Poison Ivy.


Por lo demás, Alicia Silverston –una actriz bastante de moda en aquellos años –fue elegida como Batgirl mientras Chris O´Donnell, Michael Gough y Pat Hingle repetían como Robin, Alfred y Gordon, respectivamente.


La película levantó grandes expectativas antes de su estreno. Todo el mundo tenía la certeza de que iba a ser un gran éxito de taquilla; incluso los había que decían que su recaudación iba a superar a la del primer Batman de Burton. Eran tales las expectativas que había en torno al film que la Warner ya empezó a preparar una quinta entrega, Batman Triunphant, de nuevo con Schumacher como director.


Todas estas expectativas se esfumaron de golpe cuando la película se estrelló estrepitosamente en todo el mundo, recaudando 107 millones de dólares en EEUU y, aunque salvó los muebles recaudando 131 millones mas en el resto del mundo –haciendo un total de 238 millones de dólares –, sus resultados no sirvieron para justificar los 125 millones de dólares –sin contar lo que se gastaron después en publicidad, que fue mucho –invertidos en el film.


Claro, que el fracaso no solo fue a nivel de recaudación. La película fue machacada allá donde iba por público, crítica y cualquiera que pasara por ahí; incluso si hubiese vida en otros planetas también la pondrían a caer de un burro.


Y de como reaccionaron los fans comiqueros mejor no hablo. Tan solo diré que meterte en una convención de cómics con una careta de Joel Schumacher sería mas peligroso que pasearte por Irán sosteniendo una bandera de EEUU.


Cuando esta película se estrenó yo tenía 17 años, pero mi pasión por los cómics y los superheroes no había descendido nada. A diferencia de muchos de mis colegas, que ya empezaban a decir que todo este mundo de los cómics es solo para críos y que había que empezar a madurar e interesarse por cosas mas adultas y serias; sin embargo, luego babeaban en el cine con tonterías como La Salchicha Peleona y pasaban de mi cuando les proponía ir a ver películas como L.A. Confidential. Lo malo es que esta película casi les dio la razón.



El caso es que yo recuerdo que fui a ver esta película en su día con toda la ilusión del mundo. Como ya dije, flipé mucho con Batman Forever dos años antes y esperaba encontrarme algo similar, o mejor. Recuerdo que tenía tanta ilusión por ver esta película que fui la primera persona en llegar al cine, lo juro. Eso si, fui también la primera persona en abandonar la sala y si no me fui a la mitad fue por mis principios de no dejar nunca una película a medias en un cine.


Porque esto es...



...UNA PUTISIMA MIERDA.



Una película mala, mala, mala, mala, mala, mala, mala... y así podría seguir hasta el fin de los tiempos.

Todavía no entiendo que tenía Schumacher en la cabeza cuando perpetró semejante engendro. Él se justifica diciendo que es un homenaje a la serie de Tv de los años 60, pero yo creo que ni los que veían esa serie en aquella época se tragarían semejante bazofia.


El guión, escrito por Akiva Goldsman, es una completa porquería. El guión de Batman Forever no era muy bueno, pero tenía un pequeño pase; este, en cambio, es un insulto a la inteligencia de la raza humana. Una interminable sucesión de gilipolleces sin sentido, diálogos estúpidos, situaciones ridículas cada dos por tres y chistes que tienen de todo menos gracia.

Por si no abochornaron ya lo suficiente a Alfred con el chiste del bocadillo al principio de la anterior entrega, el chiste de las pizzas al principio de esta es ya para echarse a llorar. Claro, que Batma y Robin ya se lucen poco antes cuando este último le pide un coche como el suyo –el Batmóvil –y este le reprocha que por cosas como esa Superman trabaja solo.


Por aquella época estaba en pre-producción Superman Lives, la película sobre el hombre de acero que iba a dirigir Tim Burton con guión de Kevin Smith –la cual fue suspendida al año siguiente y el fracaso de esta película tuvo algo que ver –y creo que aquello fue un guiño a ese proyecto. Pero, de todas maneras, quedaba bastante ridículo aunque se hiciera mención a otro personaje del universo DC.


Pero, vamos, esto no es nada comparado con la cantidad de gilipolleces que pueblan todo el film. La que se lleva la palma es la escena en la que Batman y Robin, atontados por la poción de feromonas de Poison Ivy, comienzan a disputársela en una subasta y, cuando Robin le reprocha que no puede llevar mucho dinero encima, Batman saca entonces...






...LA BAT-TARJETA DE CREDITO; NUNCA SALGAS DE LA BATCUEVA SIN ELLA.



¡Con dos cojones, si señor! Y esto es obra del tipo que le quitó el oscar al mejor guión adaptado a la primera entrega de El Señor de los Anillos; no es de extrañar que estos premios estén en decadencia. Alguien que, por cierto, no contento con destrozar a Batman, un año después destrozó también la mítica serie Perdidos en el Espacio con una ridícula versión cinematográfica que casi se cargó la carrera del director Stephen Hopkins y terminó de un plumazo con las aspiraciones cinematográficas de Joey Triviani.

Y ya mejor no hablo de como es su adaptación de los cómics de Batman porque podría provocar un cataclismo mayor que el sufrió Gotham City. Tan solo hablaré de los personajes; aunque esto será mas adelante.


En fin, sigamos con este desastre al que se atreven a llamar película.


Ya he dicho que el guión es una mierda, pero el resto de la película hace que el estiércol huela a rosas. El diseño de producción es para dejar ciego a cualquiera con la mirada sensible. Los colorines y la luces de neón de la anterior entrega aquí se multiplican por mil y los decorados están acartonados a mas no poder. Además de que todo está tan recargado que daña la vista; vale que a Schumacher le guste meter estatuas en Gotham City, pero esa especie de Coloso de Rodas sobre el que está puesto el telescopio es ya pasarse un poco ¿no?




Hablaría también del diseño de Batmóvil, si en esta película hubiera uno, porque el vehículo de feria que conduce Batman aquí no creo que se le pueda llamar Batmóvil. Aunque esto no es nada comparado con los demás vehículos que se ven en el film, como esa furgoneta de carnaval de Mr. Freeze o los Bat-snowmobiles en los que Batman, Robin y Batgirl se desplazan cuando Mr. Freeze congela la ciudad.

Luego tenemos que, a pesar del abultado presupuesto, los efectos especiales y las escenas de acción son una puta mierda. Y no estoy exagerando.


En Batman Forever, al menos, las escenas de acción estaban bien rodadas y los efectos especiales estaban a la altura. Aquí, en cambio, las escenas de acción son cutres a mas no poder y mas dignas de una película de serie Z. La pelea con los patinadores de hielo en el museo es para echarse a llorar; aunque las otras no se quedan atrás.

Y los efectos especiales, tres cuartos de lo mismo. Tan cutres y tan mal hechos que hasta dañan la vista. Lo de la furgoneta de juguete en la que huye Mr.Freeze por el Coloso de Rodas ese dan hasta ganas de arrancarse los ojos; y luego está el maniquí con forma de Mr. Freeze que atrapa Batman poco después que es ya para morirse.


Como ya dije al principio, Batman volvía a cambiar de rostro y, desde luego, no volvieron a estar muy acertados. Puede que George Clooney mejore a Val Kilmer pero, desde luego, no resulta un buen Batman y, mucho menos, un buen Bruce Wayne. Encima nos lo enfundan en un traje brillante y tan estrecho que parece que se va a romper en cualquier momento y, esta vez, los dichosos pezones se notan mucho. De hecho, generaron hasta polémica y se llegó a hablar mas de ellos que de la película en si.

Luego tenemos otra vez al carapán de Chris O´Donnell como Robin en un traje mas estrecho aún y también con pezones bien visibles cuyo diseño se aleja mucho del Robin clásico y se acerca mas a Nightwing (Ala Nocturna). Se ve que ya estaban preparando al personaje para que, en la siguiente entrega, abandonara la tutela de Batman y dejara de ser Robin para volar en solitario.


Después está Alicia Silverstone como Batgirl. No es la actriz que yo hubiera elegido para este personaje, pero da el pego. Hubo cierta polémica también aquí porque se decía que estaba demasiado gorda para el papel, pero a mi no me da en ningún momento esa sensación. Creo que esto viene a que a ella también le pusieron un traje muy apretado y puede que eso le diera a algunos esa impresión.


El problema de Batgirl vuelve a ser el personaje. Para empezar, le dan un nuevo origen. En lugar de ser la hija adoptada del Comisario Gordon, aquí la convierten en la sobrina de Alfred, volviendo a pasarse los cómics por el forro de los cojones. Encima, la tía va de feminista y sindicalista, como si fuera la hermana guapa de Leire Pajín. Y luego se las da de rebelde robando motos y participando en carreras ilegales; por cierto, la carrera de motos que sale en el film está rodada de forma que da pena, con cámaras fijas repartidas por toda la pista que en ningún momento dan la impresión trepidante que una escena así necesita.



Por su parte, Alfred y Gordon están en la misma linea que las anteriores entregas.

Luego está la modelo y actriz Elle McPherson que, aunque interpreta a un personaje de los cómics, Julie Madison, en la película está, practicamente, metida con calzador sin tan siquiera adquirir la categoría de florero, ya que para eso necesitaría salir mas en la película de lo que sale –un par de escenas, una de ellas con diálogo, y poco mas –. Claro, que en vista de como resultó la película al final, seguro que ella debe estar dando gracias de salir tan poco.


En cuanto a los villanos, no discutiré la elección de los actores porque aquí eso ya importa poco en vista de como están tratados los personajes.


Comenzando por Mr. Freeze, que aquí le ponen una armadura llena de lucecitas que a penas se asemeja a la que lleva en los cómics y, encima, le hacen ponerse a hacer el gilipollas cada dos por tres. Recuerdo con guasa lo de que Schumacher quería homenajear a la serie de los 60, porque me acuerdo un capítulo de esa serie en la que el personaje tenía una guarida helada donde activaba compartimentos cálidos para sus secuaces, que no aguantaban el frío tanto como él. Aquí, en cambio, el tipo tiene a sus secuaces –incluyendo a la sensual Vivica A. Fox –muertos de frío y suplicando que instale calefacción mientras él ve un programa infantil en la Tv vestido con una bata de purpurina plateada y zapatillas de peluche.



CASI ME MUERO DE VERGÜENZA AJENA CUANDO VI AQUELLO



Luego está Poison Ivy, con una Uma Thurman que intenta ser sensual y provocadora en todo momento sin conseguirlo. Y no por culpa de ella, sino de una larga sucesión de posturas ridículas y del disfraz de carnaval que le ponen que le hace parecer de todo menos sexy. Normal que necesite de la poción de feromonas para atraer a los hombres.

Y, por si no hubieran quedado contentos con destrozar a dos famosos enemigos de Batman, también se atrevieron a hacer lo propio con Bane, interpretado aquí por el luchador Jeep Swenson, quién murió ese mismo año; no por ver la película, sino a causa de un paro cardíaco provocado por el consumo de esteroides.


El personaje que en los cómics hace sucumbir a Batman rompiéndole la espalda y se hace con el control de Gotham City, un tipo que, además de ser una enorme masa de músculos, es también de lo mas inteligente –capaz de leerse montañas libros –, aquí nos lo convierten en un simple matón subnormal que, encima, es de color verde –¿querían meter su propio Hulk en la película? –y luego, al final, vemos como Robin y Batgirl lo derrotan fácilmente quitándole el tuvo que le administra el suero que le hace ser fuerte –que aquí no es venom, sino otra cosa –con una simple patadita.


Menos mal que el personaje ha sido recuperado por Christopher Nolan para su tercer Batman con el actor Tom Hardy para interpretalo y, seguramente, esta vez tendrá el trato que se merece.

Podría tirarme meses hablando mal de este montón de mierda, pero vamos resumiendo ya.

Una película mala, espantosa, nefasta, ridícula a mas no poder... Un completo insulto, tanto a los seguidores del hombre murciélago como a cualquiera con dos dedos de frente. Un engendro que destroza por completo a Batman y a todo su universo con un espectáculo mas propio de los carnavales de pueblo que de un film de superheroes. Batman Forever se podía ver si no te la tomabas en serio; esta, sin embargo, no funciona ni como parodia, porque tiene menos gracia que un maratón de monólogos de Jaimito Borromeo.



Desde luego, lo que hizo Schumacher aquí no tiene perdón alguno. Después de esto es normal que la Warner le quitara todos los privilegios y no le dejaran hacer la quinta entrega y, desde luego, acercarse ni de lejos a nada relacionado con el hombre murciélago.
El tipo mató a Batman cinematográficamente y el personaje estuvo ocho años muerto en el cine.

Claro, que no seamos injustos y dejemos que él cargue con todas las hostias. También merecen hostias por igual el guionista
Akiva Goldsman por escribir esa mierda de guión que no sirve ni como papel higiénico, el productor Peter Macgregor-Scott, mas interesado en el merchandising que en evitar que Schumacher se desmadrara, y la propia Warner por daz luz verde a semejante bodrio y no atar en corto al director.


Una película que jamás debió haber existido.






5 comentarios:

J.P.N.C. PRODUCTIONS dijo...

Menos mal no viste a otro villano ahi!! Ya que incluso sale un cuarto villano, que tiene un cameo!!!

Recuerdas cuando muestran el traje de Dos Caras y el del Acertijo en Arkham (No habia muerto el primero?).

Bueno, te fijaras que ahi habia un muñeco...ese muñeco...era...era...

Era Scarface, el muñeco del ventrilocuo....O sea...si estaq pelicula hubiera triunfado, capaz el ventrilocuo hubiera tenido cameo en Batman 5...

LA MADRE QUE PARIO A SCHUMACHER!!

ENCIMA EL CAMEO DE SCARFACE DA PENA AJENA!! NO DA MIEDO, ES MAS UN MUÑECO DEL BARRIO SESAMO!!!

No tiene perdon de Dios, Schumacher...ni ese gil de Akiva Goldsman, encima como dices, jode 2 grandes personajes:

Batman y Perdidos en el espacio...y en esta ultima sale el mismisimo Gary Oldman, que es Gordon en Batman Begins y The Dark Knight...

Que malos recuerdos me trae Batman 4...T.T

Dejando de lado mi ira aun acumulada sobre esta pelicula, buena critica, diria que esta mejor que las demas y todo, ya que es larguisima (Esque si no me desahogaba yo en mi blog, lo hacias tu xD).

Ademas, como opinion personal, yo creo que el PEOR personaje fue Mr.Freeze...o sea, cada vez que salia en pantalla, decia:

"Congelado"

"ME HAS DEJADO HELADO PIPIOLO!"

"ERES MUY FRIO!!!"

Frases que arruinaron a un gran personaje de Batman...por no hablar de Bane..que aqui es un pariente lejano de Hulk...

Pero menos mal, como tu dices, se le hara justicia en TDK :)

Bueno, buena critica, al fin te desahogaste con esta pelicula ;)

Anónimo dijo...

Le diste duro jejeje, pero bueno realmente esta película se lo merece. Estoy totalmente de acuerdo en casi todo, lo unico que discrepo es que para mi gusto es en la película que sale más sexy Uma Thurman, es una actriz que para mi no me parece para nada sexy en ninguna de sus películas.
El lo demás hay buenas ideas o buenos puntos para desarrollar pero son mutilados de una manera tan horrible que ni el mismisimo Jason o Micheal Meyers lo hubieran hecho mejor.
Y ahora los describo:
1- La inclusión de batichica no esta mal; la mutilación, haber cambiado la historia del personaje y crear una batichica muy odiosa en cuanto a personalidad.
2- El traje de Robin esta bueno además permitiria que en una futura entrega ya se transformara en Nightwing; la mutilación, los malditos pesones y que el personaje de Robin sea patetico en esta película.
3- La inclución de Mr Freeze; la mutilación, todo, los dialogos estupidos, el traje estilo robocop helado, las tonterias que hacia estaba a la altura de los villanos anteriores nada de miedo probocaban sino verguenza ajena.
4- La inclución de Hiedra Venenosa; la mutilación, exagerar en demasia con los peinados y vestuarios, y podían haber elejido una hiedra mucho más sexy(igual esto pasaria si el personaje estuviera mejor retratado)
5- La inclución de Bane; la mutilación; todo, hacerlo un personaje totalmente estupido, colorearlo de verde, que sea solo el maton de hiedra.
6- la inclución de Jason Woodrue que si no estoy mal en los comic es el hombre floronico (un buen detalle para los que somos fan de DC comic); la mutilación que ese detalle se pierde en el bodrio de película y que relamente el personaje lo hacen patetico.
7- Que Arkham tenga más protagonismo en la película y que haya cameos de trajes de villanos anteriores y otros que no han aparecido es un lindo detalle para los comiqueros y amantes de estas cosas; la mutilación la película en que se les ocurrio poner estos cameos.
8- La banda que Bane y Hiedra desalojan esos que son fluorecentes, esta copado debo reconocer, podrian ser una banda que aparecieran en los comic de batman sin problemas porque son algo raro y llamativo; la mutilación es que con las luces fluorecentes y de neon se sobrepasaron en esta película cosa que no hace que uno pueda difrutar de esta banda.
9- que no hayan matado a ninguno de los villanos eso es bueno, aunque no se el destino de Bane; la mutilación, que los personajes eran tan horriblemente retratados que querias que los mataran.
Bueno un lamentable cierre de saga para un gran personaje y una buena saga de films (a pesar de sus herrores)
Mauri

AXA dijo...

Recuerdo lo de esa sala con los trajes de Enigma y Dos Caras. Sabía que en ese lugar había guiños, pero a penas me fijé en que salía Scarface -y eso que revisé recientemente la película, haciendo de tripas corazón, para escribir la crítica -. Tal vez mi cerebro estaba demasiado ocupado tratando de asimilar la cantidad de payasadas por segundo que puebla el film.

Gracias, y me alegro de que te guste mi crítica; aunque podría haber sido mas larga. Como ya te dije en tu blog, ya me encargaría yo de poner este engendro en su lugar; si en algo tengo experiencia es en hacer el trabajo sucio.

Lo bueno de esto es que ya me he librado de las películas de Schumacher y ya puedo ponerme con las películas de Nolan; espero empezar pronto.

Kal-El dijo...

Quizá me quieras matar, violar, mutilar, ver en el infierno o todo lo malo que quieras pero lo único bueno es que Alfred esta muriendo. Batman y Robin tiene un poquito mas de guión serio que Forever.

A̶x̶e̶l̶ ̶A̶s̶h̶e̶r̶ dijo...

Un video de Schumacher pidiendo disculpas por Batman y Robin: https://www.youtube.com/watch?v=r6epsGrcuTs