4 de julio de 2011

GREEN LANTERN (2011)









Ya he visto Green Lantern. La película, que se estrenó en EEUU el pasado 17 de junio, no llega a España hasta el próximo 29 de julio. Sin embargo, yo no he querido esperar tanto y me las he arreglado para poder verla, aunque sea en V.O. Y tuve suerte, ya que, aunque en un principio encontré una copia que se veía muy mal y a penas me enteraba de nada, hace poco encontré una copia de mucha mejor calidad que me permite poder dar ya una opinión clara de la película.

Green Lantern cuenta la historia de los Linterna Verde Corps, un cuerpo de defensores del universo formado por distintas razas extraterrestres, cada una destinada a defender un respectivo sector espacial si son seleccionados por sus respectivos anillos y una batería en forma de linterna. Abin Sur (Temuera Morrison) es el mas legendario de todos, gracias a, en parte, haber logrado derrotar a Parallax, una poderosa fuerza capaz de destruir mundos enteros. Pero Parallax logra escapar de donde estaba encerrado y ataca a Abin Sur, quién logra escapar, aunque muy malherido.

Moribundo, llega hasta la Tierra. Allí hace que su anillo busque al que será su sustituto. El elegido resulta ser Hal Jordan (Ryan Reynolds), un irresponsable piloto totalmente perdido, tanto en su vida profesional como en la personal; especialmente, en su relación con Carol Ferris (Blake Lively), compañera de trabajo y su amor desde la infancia. Esto hace que los demás Linternas Verdes duden de que sea el indicado para llevar el anillo. Sobre todo, Sinestro (Mark Strong), gran amigo y admirador de Abin Sur. Mientras, Parallax está suelto y va destruyendo mundo mientras los Linterna Verde Corps no pueden detenerlo. Para empeorar las cosas, parte de él quedó impregnada en el cadáver de Abin Sur y ha llegado a infectar a Hector Hammond (Peter Sarsgaard), un científico, hijo de un importante senador (Tim Robbins), quién adquiere un terrible poder.

A la película no le está yendo, precisamente, bien. Desde el día de su estreno solo lleva recaudados 101 millones de dólares en EEUU y sus ingresos brutos solo son de 135 millones de dólares. Lo cual no estaría mal de no ser porque su presupuesto es de 200 millones de dólares. Yo creo que esta película va a tener unos datos similares a los que, hace dos años, hizo Terminator Salvation (McG, 2009), que con un presupuesto también de 200 millones de dólares, hizo 125 millones en EEUU y una recaudación global de 371 millones de dólares.

Una pena porque, al igual que la cinta de Terminator, este film se merece hacer mucha mas taquilla, ya que vale la pena verla en el cine. Yo, desde luego, pienso ir a verla al cine cuando se estrene en España. Lo malo es que, cuando la película llegue aquí, muchos ya se habrán cansado de esperar y, como yo, la habrán visto por otros medios y, seguramente, a diferencia de mi, ya no estarán por la labor de verla en el cine. Es que, una película como esta necesita un estreno de carácter mundial.

Yo pienso que la razón de los flojos resultados de la película se debe a la pésima promoción que la Warner está haciendo de ella. Para empezar, fue una completa cagada el que se apresuraran a sacar, allá por el año pasado, el primer trailer –con los efectos especiales a medio hacer –, provocando que la expectación en torno al film decayera mucho los meses siguientes sin que hicieran, practicamente, nada por remediarlo hasta hace bien poco. Los de Warner deberían promocionar mejor sus películas relacionadas con DC, precisamente ahora que el cine de superheroes está a la orden del día.

En esto deberían aprender mas de sus rivales, Marvel Studios. Un buen ejemplo sería Captain America: The First Avenger –la cual se estrena en EEUU el próximo 22 de julio y en España el 5 de agosto –, cuyo primer trailer se hizo de rogar pero no defraudó nada y a cada día que pasa levanta mas y mas expectativas. Apuesto a que esa película si será un gran éxito de taquilla y, en parte, se deberá a que sus responsables si han sabido venderla bien.

Volviendo a Green Lantern, esta era una buena oportunidad de Warner y DC de crear una nueva franquicia comiquera y, además, de hacer algo provechoso al margen de Christopher Nolan, que, hasta ahora, es el único que ha logrado triunfar con sus películas de Batman. Fuera del margen de Nolan, Warner y DC no han hecho mas que darse de morros todo el tiempo con bodrios como Catwoman (Pitof, 2004) o decepciones como Superman Return (Bryan Singer, 2006); aunque, no se si contar también Watchmen (Zack Snyder, 2009) –excelente película que, por desgracia, no logró atraer al gran público –, que no es, exactamente, una película de superheroes en toda regla aunque sea una adaptación de un cómic de DC producida por Warner.

Green Lantern –que se esperaba que fuera a DC lo que Iron Man fue a Marvel –es una buena forma de demostrar que en DC hay vida cinematográfica al margen de Nolan. Claro, que los resultados en taquilla pueden acabar con esto de un plumazo y no me extrañaría nada que, como ya ha ocurrido con Superman, terminen poniendo en manos de Nolan la secuela de este film; porque, a pesar de los flojos resultados en taquilla, parece que piensan seguir adelante con la secuela.

Todo se verá.

Pero, bueno, no me enrollo mas y paso a decir lo que me ha parecido esta película.

Como habréis podido suponer, la película me ha gustado. Me ha parecido una película bastante buena y una estupenda adaptación de cómic. Como ya he dicho antes, es una buena muestra de que en DC pueden hacer buenas películas sin necesidad de contar con Christopher Nolan. Aunque, eso si, esta película no llega ni de lejos a la calidad y la maestría de Batman Begins (2005) y The Dark Knight (2008) y, seguramente, será superada también por The Dark Knight Rises –la tercera entrega del Batman de Nolan –, que llegará en 2012, y Man of Steel –la película de Superman que Nolan produce y Zack Snyder dirigirá –, que también nos llegará el año que viene.

Es una buena película, pero muy lejos de ser una obra maestra.

Fue un completo acierto la elección como director de Martin Campbell, el hombre que resucitó la saga de James Bond con la estupenda Goldeneye (1995) y, años después, la reinició con la también estupenda Casino Royale (2006); por no hablar de que también fue capaz de traer con éxito a El Zorro a la época actual. Campbell es un muy buen director y alguien muy capaz de sacar adelante superproducciones como esta. Y aquí hace un muy buen trabajo con unas escenas de acción muy espectaculares –como la secuencia de los aviones del principio o la brutal escena del helicóptero –pero, a la vez, no deja que la película se pierda en fuegos artificiales y también sabe cuidar la historia y los personajes.

El guión no es ninguna maravilla, pero cumple bien su función. Va construyendo bien la historia a medida que avanza la trama y, aunque al principio da la sensación de que te quieren contar la historia demasiado deprisa, al final el ritmo no decae y el desarrollo de la película se hace totalmente ameno.

Los cómics de Linterna Verde no están entre mis favoritos, todo hay que decirlo, pero si he leído los suficientes como para decir que esta película, como adaptación, es muy buena. Se cambian cosas, no lo voy a negar. Por ejemplo, en la película Hal Jordan es el primer humano en convertirse en Linterna Verde cuando en los cómics no es así y Hector Hammond se infecta por la materia de Parallax que ha quedado impregnada en el cadáver de Abin Sur en lugar de por la radiación de un meteorito, como ocurre en los cómics; además de que en la película no es un fugitivo. Aún así, la película se mantiene bastante fiel a las viñetas, mantiene intacto el espíritu del cómic y hace una adaptación de lo mas respetuosa.

En lo que a interpretaciones se refiere, la película también acierta mucho. A parte de que la dirección de actores de Campbell es muy buena, como en todas sus películas, aquí los actores hacen un buen trabajo. Ryan Reynolds hace una buena interpretación de Hal Jordan, haciendo al personaje y sus conflictos bastante creíbles. Blake Lively –bellísima, por cierto –, está muy bien como Carol Ferris, tiene mucha química con Reynolds y, aunque su personaje no está tan aprovechado como debería, no es para nada un florero. Peter Sarsgaard hace una estupenda interpretación como Hector Hammond, siendo un villano completamente a la altura.

Aunque, el que se lleva el premio de todas las interpretaciones es, sin duda, Mark Strong, quién hace una interpretación excelente que me dejó con la boca abierta, en serio. El tipo está realmente impresionante dando vida a Sinestro y ni siquiera la digitalización de su personaje estropea su trabajo. Tal y como ya anunciaron los responsables del film –y según se puede apreciar en la escena tras los créditos finales –, Sinestro será el villano principal de la secuela y no hay duda de que, si lo vuelve a interpretar Strong, será una de los mejores villanos de la historia del cine de superheroes.

Y ahora vamos con el apartado técnico, el cual he querido dejar para el final porque es aquí donde la película aprueba con matrícula.

El diseño de producción es completamente alucinante, sobre todo en la recreación de Oa, el planeta de los Green Lantern Corps. Esta es una de las razones de que quiera verla en el cine porque, desde luego, a nivel visual, la película es realmente maravillosa y debe ser todo un espectáculo verla en pantalla grande.

Los efectos especiales también están muy logrados. Puede que se abuse algo del CGI, pero los efectos están muy trabajados, sobre todo, en la animación de los otros linternas verdes, especialmente, Kilowog y Tomar-Re, quienes cuentan con la voz de Michael Clarke Duncan y Geoffrey Rush, respectivamente, o Parallax. También me pareció muy logrado el traje del protagonista, el cual ha sido creado digitalmente mediante la técnica de captura de movimientos –cosa que se debe a que los trajes de los Green Lantern Corps están hechos de energía y despiden calor en las partes de color verde –. El traje debió ser de los mas difícil de hacer en toda la película, ya que en los trailers se veía que aún le faltaban retoques. Pero, una vez acabado, el resultado es realmente muy bueno; aunque, debo decir que el antifaz es lo que mas chirría de todo el traje.

Pero, vamos, no todo en la película es bueno.

Hay varias escenas que encontré bastante forzadas, como en la que el protagonista recibe una paliza en un callejón y utiliza sus poderes para defenderse o cuando habla con su sobrino. También hay algunos secundarios que sobran completamente, como el amigo del protagonista, mientras dos secundarios de lujo como Tim Robbins y Angela Bassett son bastante desaprovechados.

Luego está el enfrentamiento final con Parallax, el cual es muy espectacular pero, como ya ocurre varias veces en este tipo de películas, podría haber sido algo mas denso. Aún así, la escena es de lo mas espectacular, como ya he dicho, y de lo mas lograda.

Resumiendo.

Una película buena y una muy buena adaptación de cómic. Un film que no defrauda, da lo que promete y se disfruta de principio a fin. Le falta mucho para estar a la altura de las películas de Nolan, pero es totalmente recomendable para quienes adoren los cómics y las comic-movies.

Desde luego, que gran año de adaptaciones de cómic tenemos; entre Thor, X-Men: First Class y esta. Ya solo falta que el Capitán América cumpla y habremos redondeado.