23 de mayo de 2010

IRON MAN 2 (2010)











Como no, la secuela de Iron Man (2008) es la elegida para inaugurar este nuevo blog. Hace ya varios días la vi por primera vez y, mas recientemente, la he visto de nuevo porque, con un segundo visionado, las cosas se analizan mejor.

Han pasado seis meses desde que Tony Stark (Downey Jr.) se revelara al mundo como Iron Man. Ahora goza de una enorme fama y prestigio. Pero no todo le va bien. Por un lado, el gobierno de los EEUU le prediona para que entregue la armadura de Iron Man al ejército, por el otro, el paladio que lleva instalado en el pecho le está afectando a su organismo, provocándole una enfermedad mortal. Consciente de que va a morir, le entrega a su ayudante, Pepper Pots (Gwyneth Paltrow), el mando de su empresa para dejarla en buenas manos cuando él no esté. No obstante, las cosas empeoran, y mucho, cuando aparece en escena Ivan Vanko (
Mickey Rourke), un ruso con enormes conocimientos sobre la tecnología Iron Man que tiene una cuenta pendiente con la familia Stark.


Aunque Tony logra derrotarlo en la primera pelea, Ivan deja en evidencia que no solo Tony posee el secreto del paladio y esto hace que las presiones aumenten mientras Tony se hunde aún mas. Esto le lleva a pelearse durante una borrachera con su amigo, el coronel James Rhodes (Don Cheadle), quién se lleva la armadura Mark II, la cual será convertida en War Machine por Justin Hammer (Sam Rockwell), un empresario sin escrúpulos del sector armamentístico rival de Tony que, en secreto, ha forjado una alianza con Ivan. No obstante, Tony contará con la inesperada ayuda de Nick Fury (Samuel L. Jackson), director de SHIELD, y la agente Natasha Romanoff (Scarlett Johansson), enviada por Fury a infiltrarse en Industrias Stark bajo la identidad de Natalie Rushmore para vigilar a Tony.

Esta secuela, de nuevo dirigida por Jon Favreau y de nuevo con Robert Downey Jr. enfundado en el metálico uniforme del hombre de hierro, está siendo todo un éxito a lo que a taquilla se refiere -ya lleva 224 millones de dólares solo en EEUU y casi 480 millones en la taquilla mundial -, a la vez que la crítica, que fue muy entusiasta con la primera, la está poniendo a parir. Yo, desde luego, hace años que decidí dejar de hacerle caso a los críticos y, desde entonces, soy mucho mas feliz. Por eso me dispongo a analizar esta película según mi mas pura opinión personal.

Para empezar, la película es buena y, desde luego, me ha gustado y satisfecho. A nivel técnico, está bien dirigida, tiene un diseño de producción alucinante y los efectos especiales y las escenas de acción están muy a la altura. A nivel artístico, los actores hacen un buen trabajo cada uno, especialmente, Downey Jr., que vuelve a hacer un estupendo trabajo como Tony Stark/Iron Man. El guión, obra de Justin Theroux, no es una maravilla -todo hay que decirlo -pero está bien estructurado y bien trabajado. Por ahí dicen que la película es lenta y aburrida, pero a mi no me lo parece; de hecho, se me hizo muy corta. Y creo que ese es el mayor defecto de la película.

En mi opinión, le falta metraje. Sus casi dos horas de duración no son suficientes para abarcar todo su contenido y creo que le hace falta una media hora larga para abarcar las subtramas del guión y profundizar mas en los personajes secundarios. Está claro que mucho material se quedó en la sala de montaje para centrar mas la película en su personaje principal y esto perjudica los otros personajes, como el de Gwyneth Paltrow -que vuelve a hacer un trabajo excelente, como en la primera -o los villanos, muy bien interpretados por Mickey Rourke y Sam Rockwell. Además, la parte final, con Iron Man y War Machine peleando contra un ejército de robots, es muy espectacular, pero debería haber sido mas densa. Favreau dirige bien, pero le falta ambición en las escenas de acción y ese es su defecto. Es lo que le diferencia de, por ejemplo, Louis Leterrier en El Increible Hulk (2008).

De todas formas, a mi la película me ha gustado. He pasado un buen rato las dos veces que la he visto y no me ha aburrido lo mas mínimo. A pesar de los cambios, es bastante fiel al espíritu de los cómics y, además, está llena de bastantes guiños -huevos de pascua los llaman -que, desde luego, no pasan desapercibidos para todo el que conoce los cómics Marvel y que sirven muy bien para enlazar la trama con los otros proyectos de Marvel Studios; especialmente, ese ambicioso proyecto sobre Los Vengadores que se prepara para 2012. Por lo demás, hay momentos de los mas fascinantes, como la brutal escena del circuido de Mónaco o, como ya he dicho, la espectacular escena final que, de haber durado un poco mas, hubiera quedado mucho mejor. También tiene buenos momentos cómicos, como la parte que transcurre en en la vista del Congreso o el uso que le da Tony Stark al escudo del Capitán América.

Creo, sinceramente, que si esta secuela está siendo tan vapuleada -no solo por la crítica, también en muchos sitios -, es porque se tiene a la primera entrega en demasiada alta estima. No me malinterpreten. A mi la primera me gustó mucho, la considero una buena adaptación y una película de lo mas lograda, pero yo no la colocaría a la altura de maravillas, como Spiderman, Batman Begins o Watchmen. Y de esta secuela digo lo mismo. De hecho, la considero muy a la altura de su predecesora; las dos casi en el mismo nivel.

Aunque esta tiene un punto a su favor que, claramente, la aleja un poco de la primera. Estoy hablando, naturalmente, de ella.

Si, Scarlett Johansson está magnífica como Viuda Negra por muchos que por ahí digan lo contrario; la mayoría, esos críticos y lameculos de estos que antes -cuando hacía cine independiente -la idolatraban y, ahora que es una estrella de Hollywood, se han vuelto contra ella solo porque viene en el manual del buen cinéfilo. No solo le sienta muy bien el traje ajustado o se desenvuelve bien en las escenas de acción. También logra meterse muy bien en el personaje con una excelente interpretación; no hay mas que mirar sus ojos para ver en ellos el drama que hay detrás del personaje. Algunos pensarán que me ciega la devoción que siento por Scarlett -y puede que tangen razón -pero me da absolutamente igual. Como ya he dicho, esta es mi opinión personal y nada mas. Aunque, también he de decir que me gusta mucho el personaje de la Viuda Negra, he leído muchos cómics donde aparece ella como secundaria y otros donde es protagonista, por lo que conozco bien al personaje y se de lo que hablo cuando digo que ha sido bien llevado a la gran pantalla y que, desde luego, Scarlett ha sido una excelente elección para el personaje.

Lo único que lamento es lo poco que sale. Se echa de menos mas presencia suya en el film y, sobre todo, mas escenas de ella, sobre todo de acción. Como ya he dicho, a la película le falta metraje y ella ha sido una los perjudicados. De todas formas, aunque corta, su presencia me ha impactado mucho -no hay mas que echar un vistazo este blog para saberlo -y, desde luego, me ha dejado con ganas de mas; por lo que espero que tenga mas protagonismo en la película de Los Vengadores y, sobre todo, que se haga esa anunciada película sobre la Viuda Negra que, obviamente, protagonizaría ella.

En resumen, una lograda secuela y una muy buena comic-movie que, aunque podría haber dado para mas, se disfruta de principio a fin, no aburre lo mas mínimo y, sobre todo, es bastante recomendable.

Lo mejor, sin duda alguna, Scarlett Johansson como Viuda Negra -por muy pequeña que sea su participación -. Lo peor, claramente, una corta duración que no le permite abarcar todo su contenido, hace que la segunda mitad del film sea muy precipitada y perjudica a los personajes secundarios; ojalá saquen una versión extendida que arregle todo esto.

A la pregunta de si es mejor o peor que la primera, yo diría que las dos están muy igualadas; pero, de elegir entre las dos, me quedo con esta ya sea solo por el hecho de tener a Scarlett como Viuda Negra.



Bueno, pues esta ha sido mi primera crítica. Espero haber estado a la altura, aunque en las siguientes iré mejorando.