11 de febrero de 2012

SLEEPY HOLLOW (1999)















La Leyenda de Sleepy Hollow es un famosísimo relato escrito por Washington Irving en 1820 y que forma parte de la cultura popular americana.

La historia tiene lugar en un asentamiento holandés situado en el valle de Sleepy Hollow, en la década de 1790. Ichabod Crane, un joven y escuálido profesor de escuela está enamorado de Katrina Van Tassel, la hija del hombre mas rico del lugar. Esto le enfrenta con el rudo Abraham Van Brunt, que también pretende a la joven. Una noche, tras salir muy tarde de una fiesta en casa de los Van Tassel, Ichabod es perseguido por el Jinete sin Cabeza, el espectro de uno de esos mercenarios alemanes que lucharon del lado de los ingleses en la guerra de independencia norteamericana y que fue decapitado por una bala de cañón. Al día siguiente, Ichabod desaparece y tan solo se encuentra su sombrero junto a los restos de una calabaza. La gran pregunta es ¿fue perseguido por el espectro del Jinete sin Cabeza o fue
Van Brunt disfrazado tratando de librarse de su gran rival?

Esta historia, ya llevada al cine anteriormente, sirvió a Tim Burton para realizar la que es para mi una de sus mejores películas; a pesar de que se trata de una adaptación muy libre de esta obra.
 


En esta ocasión, Ichabod Crane (Johnny Depp) es un policía de Nueva York empeñado en cambiar los primitivos métodos policiales de la época –es el año 1799 –por métodos mas modernos y menos violentos; algo que le enfrenta a sus superiores. Es por ello por lo que deciden enviarle a Sleepy Hollow, una aldea del norte del estado donde se han producido varios asesinatos en el que las víctimas fueron decapitadas. Una vez allí, le alojan en la casa de Baltus Van Tassel (Michael Gambon), el hombre mas rico del lugar, quién vive junto a su esposa (Miranda Richardson) y su hija Katrina (Christina Ricci), fruto de un matrimonio anterior. Crane no tarda en fijarse en ella, algo que pone muy nervioso a Brom Van Brunt (Casper Van Diem), el prometido de la chica.


Al iniciar la investigación, descubre que la gente del lugar cree que el autor de los crímenes es el espíritu del Jinete sin Cabeza (Christopher Walken), un mercenario alemán aliado de los ingleses en la guerra de independencia que, 20 años atrás, murió a manos de los rebeldes americanos, quienes le cortaron la cabeza con su propia espada y lo enterraron en el mismo bosque donde lo mataron. La gente cree que ha regresado de entre los muertos y está cometiendo los asesinatos. Crane, un hombre de razón, al principio no se lo cree, hasta que ve al jinete con sus propios ojos. Esto le hace tener una gran crisis de fe que logra superar para así poder continuar con la investigación. Pronto, sus indagaciones le hacen descubrir que el jinete no mata por capricho, sino que las victimas han sido seleccionadas por alguien, la misma persona que lo trajo de vuelta de entre los muertos y que encabeza una peligrosa investigación.

Burton dirigió Sleepy Hollow en una época en la que su carrera no pasaba por buenos momentos. Sus dos últimas películas, Ed Wood (1994) y Mars Attack! (1996), no habían funcionado muy bien en taquilla y la Warner había suspendido su ambicioso proyecto sobre Superman.

Producida por Francis Ford Coppola y con guión de Andrew Kevin Walker, esta película reconcilió a Burton con el éxito. Con un presupuesto de 65 millones de dólares, el film recaudó 101 millones solo en EEUU y 105 millones en el resto del mundo, haciendo una taquilla total de 206 millones de dólares. Además de que fue muy bien recibida por público y crítica.




Pero, claro, hace falta mucho mas que esto para que una película sea buena; y esta película, afortunadamente, lo tiene.


Para empezar, debo decir que la película me ENCANTA.

Como ya he dicho, para mi es una de las mejores películas de Burton; incluso, mejor que películas como Batman (1989) o Eduardo Manostijeras (1991), por poner unos ejemplos. Yo diría que es la mejor película de Burton después de Ed Wood.

Desde luego, Burton hace aquí uno de sus mejores trabajos como director, ya que el film está rodado de una forma brillante, lleno de grandes momentos, un ritmo que nunca decae, una soberbia dirección de actores y un estupendo equilibrio entre espectáculo y dramatismo; sin mencionar un mas que correcto uso del gore y el humor negro. Todo muy bien acompañado por la excelente música de Danny Elfman, que aquí firma una de sus mejores bandas sonoras.

El diseño de producción es una maravilla, mezclando muy bien el estilo de Burton con el del relato de Irving. Además, los efectos especiales están de lo mas logrados y se hace un muy buen uso de ellos; especialmente, en la escena en la que el jinete vuelve a ponerse la cabeza, un momento realmente magistral en el impresionante climax del film.

Como ya he dicho antes, la adaptación que se hace del relato de Irving es muy libre, aunque no traiciona mucho la historia original.




El guión de Andrew Kevin Walker, autor también de la magnífica Seven (David Fincher, 1995), es muy bueno. Adaptar un relato corto en un film de mas de 100 minutos es un trabajo de lo mas difícil que aquí Walker solventa muy bien, introduciendo una subtrama de investigación detectivesca -muy deudora de las novelas de Sherlock Holmes o los relatos de Edgar Allan Poe -que funciona espléndidamente, sin dar en ningún momento la sensación de que se han introducido paja para rellenar huecos. La trama va progresando muy bien a medida que avanza el film, manteniendo el interés hasta el final y sin dar la menor pizca de aburrimiento. Todo ello sazonado con unos excelentes diálogos y situaciones, además de momentos verdaderamente terroríficos; como los recuerdos del protagonista sobre la muerte de su madre.

Los actores hacen también un gran trabajo. De nuevo Burton se reúne de un excelente y variopinto reparto, sobre todo en un film como este, tan lleno de personajes peculiares; comenzando por su protagonista, un Johnny Depp que vuelve a demostrar que no hay papel que se le resista. Christina Ricci también está espectacular como protagonista femenina, al igual que Miranda Richardson, que están tan espléndida como siempre. Otro que está genial, aunque se le ve poco, es Christopher Walken como el Jinete sin Cabeza, mostrando que el personaje daba mas miedo estando vivo que muerto; por cierto, cuando al jinete se le ve sin cabeza, el que va dentro de él es Ray Park -el famoso Darth Maul de La Amenaza Fantasma o Snake Eyes de G. I. Joe -.

Por lo general, todos los actores hacen un buen trabajo.



Resumiendo.


 
Una película estupenda y muy disfrutable de principio a fin. Como adaptación es muy libre. Aunque, mas que adaptar, se podría decir mas bien que se inspira en el popular relato de  Washington Irving para ofrecernos un gran film y uno de los mejores trabajos de Burton.

Desde luego, una de las mejores películas que tuvieron el honor de cerrar el siglo XX.










5 comentarios:

J.P.N.C. PRODUCTIONS dijo...

Sleepy Hollow...me la vi 6 veces enteras si no calculo mal...lo que mas me sorprendio es que aqui sale Dumbledore...no me lo esperaba en una peli de terror xD.

Como siempre, me ha encantado tu critica, pero a mi no me gusto la pelicula....

ME PARECE UNA DE LAS MEJORES DE BURTON!!

Pero admitamoslo....Walken parece familiar de Taz el demonio de Tazmania...se las pasa todo el rato:

AAARGH!!! YAAAARHG!!!! AAAAAAARHG!!!!

Como se comunicara cuando quiera una hamburguesa de McDonalds?

xD

Saludos

PD: Estoy haciendo ya mi critica a la ultima de batman, TDK, Estate atento a mi pequeño blog ;)

Movie Man dijo...

A mi si me gusto full la pelicula....
deberias escrbir criticas de sweeney todd t de ed wood

AXA dijo...

J.P.N.C. PRODUCTIONS: Dudo mucho que ese tipo fuera de los que se comuniquen mucho si no es con la espada.

AXA dijo...

Movie Man: Esas películas ya caerán a su debido tiempo. Me alegra que te guste la película.

Israel Campos dijo...

He visto esta película hace poco ya que espero reseñarla en un futuro no muy lejano y debo decir que coincido contigo. A pesar de que se toma un montón de licencias con respecto al texto de Washington Irving, el resultado es muy bueno y dichas licencias son para bien. Para mí, de lo mejorcito de Burton.

Saludos.

Traffic-Club