5 de enero de 2011

TRON LEGACY (2010)



Tron (1982), de Steven Lisberger, fue un film bastante revolucionario y muy adelantado a su tiempo por, entre otras cosas, el uso de los efectos especiales generados por ordenador; algo muy común hoy día, pero muy novedoso en aquella época. Oficialmente, se la considera la primera película que ha utilizado la tecnología CGI –aunque esta ya fuera utilizada anteriormente en cortometrajes y, muy ligeramente, en otras películas –, pero si es cierto que fue una de las grandes pioneras de los efectos digitales.

No obstante, a pesar de la gran novedad de su propuesta y que hoy día sea considerada una película de culto, fue un tremendo fracaso comercial que hizo que, inicialmente, los estudios de Hollywood renegaran de los efectos especiales por ordenador –luego, las cosas cambiaríann, como podéis ver –. Es por ello que su secuela, Tron Legacy, ha tardado 28 años en llegar.

Kevin Flynn (Jeff Bridges) lleva años desaparecido. Su hijo de 27 años, Sam Flynn (Garrett Hedlund), también experto en tecnología, sigue una misteriosa señal que le lleva hasta la antigua Sala de juegos de su padre, Flynn's Arcade, donde encuentra el despacho secreto de su padre. Desde allí acaba siendo transportado al mundo digital creado por su padre donde este lleva años atrapado por culpa de Clu (Jeff Bridges de nuevo) un clon virtual que creó para ayudarle a controlar ese mundo pero que se reveló contra él y se hizo con el control de todo. Con la ayuda de la guerrera Quorra (Olivia Wilde), padre e hijo deberán huir de ese mundo virtual antes de que Clu logre darles caza y utilizarles para sus perversos planes.

Tron Legacy es una secuela que llevaba años gestándose. Tron fue concebida como el inicio de una trilogía pero, como ya he dicho, no fue un éxito de taquilla en su momento y eso hizo que su secuela haya tardado tanto en llegar. Y lo ha hecho en un mundo muy diferente, donde las cosas han cambiado mucho. Ahora los efectos especiales por ordenador están a la orden del día y las películas ambientadas en mundos virtuales ya no son tan raras. Sin embargo, sus responsables han sabido encontrar bien la fórmula de adaptar el universo Tron a los nuevos tiempos y, aunque se haya perdido el efecto revolucionario que poseía la original, aún puede sorprender al espectador; aunque sea solo de forma visual.

Todas las críticas negativas que hay sobre el film dicen lo mismo: muy buena a nivel visual y de efectos especiales pero muy pobre en cuanto argumento y guión. Bueno, la verdad es que tienen, en parte, razón. El guión de la película, aunque no es malo del todo, no es ninguna maravilla, además de que es bastante tópico y previsible y tiene ese toque ciber-religioso que tanto abunda en el cine de ciencia ficción. Sin embargo, si miramos bien la primera película, tampoco su guión era para echar cohetes. Puede que su argumento fuera muy novedoso para la época, pero el guión no era nada del otro mundo. Me da a mi que los que tanto critican el guión de la película ni se han molestado en comparar entre las dos entregas, porque verían que las diferencias a nivel de guión son pocas.

La fuerza, tanto de la primera Tron como de esta Tron Legacy se basan, exclusivamente, en la imagen y es ahí donde la película no defrauda nada. Su diseño de producción es realmente alucinante, potenciando todos los elementos del primer film hasta límites realmente espectaculares. Lo mismo puede decirse de sus efectos especiales, muy logrados y muy bien insertados en la película y entremezclados con los actores de carne hueso. Desde luego, casi no canta nada. Bueno, tal vez ese Jeff Bridges rejuvenecido digitalmente implantando su rostro sobre otro actor, como ya hicieron con Arnold Schwarzenegger en Terminator Salvation (McG, 2009). Pero, tampoco canta mucho y, sinceramente, yo creo que si nunca hubiéramos conocido a Bridges, no nos cantaría tanto.

Desde luego, Jeff Bridges –tanto su versión normal como su versión rejuvenecida –es lo mejor del reparto de esta película. Se nota que ha mejorado con los años, ya que su interpretación llega a ser mejor que en la original; la cual también era muy buena. Por lo demás, el reparto está a la altura y la mayoría de las interpretaciones son bastante correctas. Destacan mucho los otros dos protagonistas, Garrett Hedlund y la bellísima Olivia Wilde, quienes forman una pareja con mucha química. La otra cara de la moneda es Michael Sheen. El tipo es un excelente actor, eso no lo voy a negar, pero su interpretación en este film la encontré demasiado histriónica y bastante pasada de rosca. Afortunadamente, no estropea mucho el conjunto del film.

En cuanto a la fidelidad con la original, la película aprueba al 100%. No solo hila muy bien su trama con la de la primera, sino que se mantiene fiel a esta en todo momento y, para nada, traiciona su espíritu. Además, le brinda varios homenajes, como a la mítica escena de las motos. Es excelente ver como, después de 28 años, se ha sabido llevar tan bien la continuación de la historia.

Resumiendo.

La película es una auténtica delicia visual. Un espectáculo realmente fascinante que, a veces, te hace saltar de la butaca y, encima, te hace salir del cine con una agradable sensación de satisfacción; algo que yo siempre le pido a las películas. Puede que sea muy correctita a nivel argumental y de guión, pero todo lo compensa el buen saber hacer de todo su equipo, encabezado por su buen director, Joseph Kosinski, quién ha sabido coger bien el relevo de Lisberger; claro, que este no ha estado ajeno a la producción de este film, ya que es uno de sus productores.

Se que las 3D no gustan a muchos, pero hay que verla así para poder apreciar en su totalidad su excelente resultado. Es una película hecha directamente para verse en 3D y, desde luego, vale mucho la pena verla así




4 comentarios:

Fraga dijo...

La peli me gustó mucho.

sólo me pregunto cómo es que comen los humanos dentro del mundo digital... y por qué hay puertas de madera convecionales en las habitaciones de don Kevin.

Anónimo dijo...

gracias por haberme hecho entrar más ganas de verla.-
T-1000

AXA dijo...

Fraga: Me alegro que te gustase. En cuanto a tu pregunta, supongo que serán ilusiones para hacer ese mundo mas familiar y asequible para los usuarios.

AXA dijo...

T-1000: Me alegro. Y, aunque se que no te gustan nada las 3D, te aseguro que vale la pena verla así.